lunes, 27 de abril de 2015

Otro ejemplo: la política sanitaria, más política que sanitaria. Cifuentes y la externalización

Hoy hemos visto un nuevo ejemplo de cómo la política sanitaria, por la razón que sea, acaba siendo más política que sanitaria, y degenera fácilmente en mensajes mediáticos poco claros. Y se crea debate, que mola, sí, pero mejor sobre unas bases de claridad y objetividad, ¿no?

Cristina Cifuentes, la candidada del PP a presidir la Comunidad de Madrid, ha dicho hoy, tras reunirse con la junta directiva del Icomem, algo parecido a que, si ganara las elecciones, no privatizará ningún hospital más en Madrid, y ha añadido que los hospitales Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía, Hospital del Tajo, Hospital del Henares y del Sureste, que ahora trabajan como entes de derecho público (son modelo PFI, explicado aquí hace años por @rogufe en su blog Regimen Sanitatis), se integrarían en el Servicio Madrileño de Salud, "porque deben ser gestionados desde lo público".

Blog de Cristina Cifuentes, alojada en la página web creada para difundir sus promesas electorales.
Así 'explicaba' hoy la candidata sus intenciones

El caso es que las agencias han recogido sus declaraciones y las han convertido en teletipos poco claros, que han calado en los medios. Entre que la fuente, la propia Cifuentes, no ha precisado bien a lo que se comprometía, y ha dejado un par de ideas algo vagas, que los teletipos no han ido más allá, explicando la jugada, y que algunos medios han tirado por la calle de enmedio al ver un tema polémico, nos hemos encontrado ante titulares parecidos a éstos: "Cifuentes revertirá la privatización de los primeros hospitales de Aguirre", o "El PP convertirá en públicos los hospitales privatizados".

Lo dicho. Muchos medios se han lanzado a difundir los teletipos, sin aclararlos demasiado, cometiendo de nuevo el clásico error de publicar rápidamente, y luego ya, si eso, hacer llamadas, contrastar, aclarar y explicar bien las cosas a los lectores. Se han mezclado churras por merinas, se ha mezclado esta información -ya coja de inicio por culpa original de la fuente- con la privatización -finalmente abortada- de estos seis mismos centros, y no ha quedado claro, de entrada, algo tan sencillo como si los hospitales ya pertenecen, o  no, al Sermas.

Hasta la propia Consejería de Sanidad, tras varias horas de atender a medios y de ver que el tema se les iba de las manos, ha tenido que responder a las declaraciones de Cifuentes, replicando que los hospitales ya son públicos y pertenecientes al Sermas. A todo esto, la propia Cifuentes había publicado en su blog electoral su visión del anuncio, señalando si intención de que los hospitales pasen a depender jurídicamente del Servicio Madrileño de Salud, y haciendo guiños al modelo público.

Mientras, fuentes de la Consejería intentaban explicar la situación de estos seis hospitales, su dependencia jurídica, qué es el modelo PFI, qué significaban las palabras de Cifuntes, qué podía pasar con los trabajadores...Si los periodistas sanitarios nos hemos liado con todo esto, qué decir de los medios generalistas, y de los pobres ciudadanos de a pie que hayan leído las noticias derivadas de las -poco claras- palabras de Cifuentes.

Tras irse el tema de las manos, la Consejería ha respondido a las declaraciones de Cifuentes.

Por aclarar en dos líneas, es cierto que los hospitales Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía, Hospital del Tajo, Hospital del Henares y del Sureste pertenecen al Sermas, y que son de gestión pública, aunque con modelo PFI, en el que entra en juego una empresa concesionaria, que se encarga de gestionar los servicios no asistenciales, pero no los sanitarios, y en el que los profesionales son funcionarios dependientes de la Administración. Dicho así, todo se clara un poco, aunque ya se encarga Cifuentes de dificultarlo al añadir que, tras cambiar la dependencia jurídica de los hospitales, "convertirá en interinos a los 5.000 eventuales que trabajan en ellos". Así, de golpe. ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Acción-reacción? ¿Cero eventuales de un día para otro?

Vamos, que, sin ánimo de meter más caña de la necesaria, otra vez nos hemos encontrado con un mensaje político poco claro y mal explicado (ay, el año electoral...), y con unos medios de comunicación con prisas, y con  ganas de generar titulares llamativos y de buscarle tres pies al gato. Y, ojo, que noticia hay. Pero mensajes políticos tendentes a la desinformación, y poca paciencia para interpretarlos, también...

Por cierto, como broche, aquí podéis echar un vistazo al twitter de @anadeph, que trabaja en uno de los citado seis hospitales, que ha dedicado unos cuantos comentarios a la noticia y sus interpretaciones, que lleva varios años poniendo los puntos sobre las íes en esto de las tendencias pivatizadoras, y que sabe de lo que habla. Podéis haceros una idea de qué puede suceder tras el anuncio de Cifuentes, y de las dudas que se generan...