miércoles, 3 de junio de 2015

La investigación con animales en biomedicina es aún imprescindible

La Comisión Europea (CE) ha rechazado hoy, en un comunicado (léelo completo en inglés), la iniciativa ciudadana Stop Vivisection (aquí su página en español), que recogió 1,17 millones de firmas en toda Europa (más de 47.000 en España) contra la experimentación animal en biomedicina. La CE agradece la preocupación por los animales de este colectivo, y señala que (en cierto modo, luego me explico) comparte su petición de frenar el uso de animales en investigación biomédica. Pero considera inviable la derogación, como pedía el colectivo, de la directiva europea 2010/63/UE (texto completo en español).

Así se explica Stop Vivisection en su web en español. La CE ha rechazado su propuesta.

La directiva 2010/63/UE legisla sobre el uso y protección de los animales en ensayos. Stop Vivisection quería derogarla y que la CE aprobara un nuevo texto que prohibiera la experimentación animal, sustituyéndola por otras alternativas. El caso es que, en el fondo, las posturas de la CE y del citado colectivo no están tan separadas, pero no coinciden en absoluto en los tiempos. La Comisión aboga por un futuro sin necesidad de modelos animales en los ensayos, pero cree (como yo, por cierto) que ahora mismo su uso es aún imprescindible, y que no se le puede poner fecha a su absoluta sustitución por otras alternativas. Stop Vivisection pide eliminar ya el uso de animales, cosa que, en mi humilde opinión, afectaría a los resultados de la investigación biomédica, para peor, claro. Lo bueno es que buena parte comunidad científica opina como yo, como cuenta Manuel Ansede en Materia (El País), y como dejó claro la Cosce hace unas semanas publicando un documento sobre el uso de animales en investigación científica (recomiendo su lectura: deja todo bastante claro y da mucha información). También es cierto que científicos de fama y calado, como la primatóloga Jane Goodall, no piensan igual.

Una de las preguntas, con su respuesta, que Manuel Ansede le hizo hace unos días a Jane Goodall, que no sólo critica la experimentación con simios. La entrevista se publicó en Materia (El País).


La respuesta de los partidarios de abolir el uso de animales en ensayos no se ha hecho esperar. Eurogroup for Animals ha lanzado este comunicado, en el que básicamente dice que la CE se queda corta en su lucha contra la reducción de los modelos animales. Pide más rapidez al impulsar las tres erres (reemplazo, reducción y refinamiento), un modelo en el que la CE y la comunidad investigadora llevan años trabajando, y añade que Europa pierde una oportunidad al no introducir en Horizonte 2020 más programas a favor del uso de alternativas en la investigación biomédica. Como me ha dicho hoy el investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), Lluis Montoliu, "prohibir ya el uso de animales acabría con la investigación biomédica como la entendemos. Cuando podamos no utilizar animales, dejaremos de hacerlo: cada vez hay más opciones".

Así contaba hoy Lluis Montoliu (uno de los primeros en hacerlo) la decisión de la CE

Acabo con un par de recomendaciones. La primera, el post de Eva Martín Becerra, publicado ayer mismo, sobre este tema. Y la segunda, el Café Biotec, sobre cómo comunicar la investigación con animales, que organizamos el próximo martes 10, en el Parque Científico de Madrid, desde la Asociación de Comunicadores de Biotecnología (aCb). Vendrá que ni al pelo, de plena actualidad. Contaremos con Lluis Montoliu, Emma Sánchez, de la EARA, y Antonio Martínez-Escandell, de la Secal. Si alguien se apunta, aquí puede confirmar.

El miércoles 10 hablaremos largo y tendido del tema en la aCb